lunes, 7 de julio de 2014

MadriZ



Vi en el cielo otra señal, grande y admirable: siete ángeles que tenían las siete plagas postreras; porque en ellas se consumaba la ira de Dios.
-capítulo 15. Versículo 1. Apocalipsis-


Nota de autor:
  Relato incluido en mi libro  Los sueños de Andrómeda. Aquí tenéis el enlace:



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada